La Diferencia de Masa Muscular y La Grasa

Sobre la masa muscular y la grasa han surgido muchas ideas erróneas que se han vuelto populares. Una de estas ideas es por ejemplo que la grasa con el ejercicio puede convertirse en músculo o al contrario, que con la falta de ejercicio el músculo se vuelve grasa. Esto es totalmente equivocado.

Igualmente otra idea equivocada que se escucha mucho es que la masa muscular pesa más que la grasa. En realidad un kilo de músculo pesa igual que un kilo de grasa, lo que la diferencia es el volumen o espacio que ocupan.

Ahora y si quieres conocer la diferencia entre la grasa y la masa muscular aquí te hablaremos de ello y además podrás encontrar algunos consejos que te ayudarán a tener una mejor figura.

Volumen de la masa muscular y la grasa

la-differencia-de-masa muscular-y-grasa

Esta es sin dudarlo una de las principales diferencias de la masa muscular y la grasa. Debemos dejar claro desde el comienzo que un kilo es un kilo sin importar de qué sea. La diferencia con la grasa y el músculo es que un mismo kilo se ve y funciona de forma diferente.

Así por ejemplo 2 personas que miden lo mismo y pesan lo mismo pueden verse muy diferentes de acuerdo a la cantidad de grasa y músculo que posean. Muchas veces se habla de que las diferencias en estos casos se deben a la estructura ósea de la persona, entre otros aspectos, pero lo que ha de entenderse es que un kilo de grasa ocupa mucho más espacio que un kilo de músculo. Se sabe que el volumen de la grasa es cerca de doble que presenta el músculo.

Considerando esto queda claro porque las dietas hipocalóricas a las cuales se someten muchas personas día a día suelen ser tan poco efectivas. Con ellas se disminuye notablemente la ingesta de calorías y ante esto el cuerpo en lugar de gastar la grasa almacenada lo que hace es acabar con la masa muscular. Los kilos disminuyen pero así mismo surge la flacidez.

Así la diferencia evidente entre masa muscular y la grasa es que esta primera ocupa menos espacio que la segunda.

Ahora y si se quiere disminuir el porcentaje de grasa corporal lo que se recomienda es manejar una dieta equilibrada de manera conjunta con una rutina de ejercicio que permite fortalecer, preservar los músculos e incentivar el gasto de grasa almacenada.

Más diferencias entre masa muscular y la grasa

Pero además de reconocerse la diferencia entre el volumen de la grasa y la masa muscular es esencial reconocer otras diferencias más que hay entre ellos:

  • Mantener un kilo de músculo requiere de más calorías que mantener un kilo de grasa: es una diferencia que no muchos conocen y que debe tenerse muy en cuenta al momento de buscar preservar la masa muscular y perder grasa. Así un kilo de músculo necesita unas 120 calorías para mantenerse mientras que un kilo de grasa a mucho requiere de 1 caloría.

Es por esto que cuando una persona tiene más masa muscular quema más calorías que una persona con el mismo peso pero con más porcentaje de grasa.

  • Composición: esta es otra de las diferencias evidentes entre la masa muscular y la grasa y es por ello que ninguna de ellas puede convertirse en la otra, se haga o no ejercicio. En el caso de los músculos estos están formados por fibras contráctiles, conocidos también fibras musculares. En el caso de la grasa o tejido adiposo éste se encuentra formado por los adipocitos, que son células que acumulan lípidos en su citoplasma.

Diferencia de volumen y dieta

Sin duda alguna una de las diferencias que más interesa sobre la masa muscular y la grasa es sobre su volumen. Ya hemos entendido que pese a pesar lo mismo el volumen de la grasa es mayor al de la masa muscular y por ello es que 1 kg de músculo ocupa menos espacio que uno de grasa.

Ahora es importante que conozcas algunas recomendaciones con las cuales puedes cuidar tu masa muscular y ayudar a tu cuerpo a  reducir el porcentaje de grasa.

Lo primero que debes hacer es decirle No a las dietas extremas  o milagrosas. Si bien estas son muy efectivas para satisfacer los deseos de aquellas personas interesadas en solo ver menos números en la pesa, no es la más efectiva para dar un cuerpo fuerte y duro.

La verdadera solución es cambiar los hábitos alimenticios y de actividad física para así poder ver verdaderos cambios. Si se desea tener niveles de masa muscular y la grasa adecuada es necesario manejar una dieta saludable junto con un plan de ejercicio.

La báscula es solo una herramienta que puede indicarnos nuestros resultados pero no hemos de obsesionarnos con ella. En realidad para tener una mejor físico y una mejor salud lo ideal es comer bien, ejercitarse y tener control de los resultados por medio de la cinta métrica y la báscula. Solo de esta forma se puede ganar músculo o preservarlo al mismo tiempo que se quema grasa.

Mismos peso, más volumen

masa-muscular-y-la-grasa

 

Al hablar de las diferencias entre masa muscular y la grasa también debemos hacer referencia a la cantidad de energía que se requiere para construir musculo. Para hacerlo y mantenerlo vivo se requiere 10 veces más energía que la que requiere la grasa. Es más, un kilo de músculo en reposo, quema muchísimas más calorías que la misma grasa.

De esta forma y manera de conclusión debes tener claro que si quieres verte delgado pero fuerte lo que debes hacer es centrarte en la construcción de masa muscular y en la quema de grasa.

Por esto y ya para terminar queremos entregarte las claves que debes seguir para quemar grasa evitando al máximo perder tu músculo:

  • Has un plan alimenticio que te ponga en déficit de calorías, que reduzca entre 1000 y 500 calorías diarias.
  • Enfócate en adelgazar lentamente, no más de un 1% de tu peso corporal en la semana. Así si pesas 70 kilos debes perder en una semana unos 700 gramos.
  • Realiza ejercicios aeróbicos, tanto en intervalos como en intensidad moderada.
  • Integra a tu plan alimenticio una buena cantidad de proteínas limpias para mantener tu masa muscular. Lácteos desnatados, pollo, pescado, claras de huevo son recomendados.
  • Ejercita intensamente tus músculos
  • Y sobre todo elimina las calorías vacías provenientes del azúcar, el alcoho, etc.