Dietas Rápidas Para Bajar de Peso

La dieta es la forma más efectiva de bajar de peso en casi todas las personas, cuando esta es acompañada de ejercicio es probable que sea aún más eficaz e incluso más rápida de lo que podría serlo sola. Como método para adelgazar es aclamado por miles de personas pues les ha permitido tener un buen cuerpo, lograr un peso adecuado y todo esto en un periodo de tiempo considerablemente corto.

Para quienes las realizan suele ser un poco difícil al principio pues debe suprimirse muchas cosas de la alimentación y los hábitos son cambios, lo que por lo general no es fácil de asimilar por quien está haciéndola correctamente.

Las dietas rápidas son aquellas que gracias a su composición aceleran el proceso de adelgazamiento que con otras dietas normales puede llevar un poco más de tiempo, su función principal es modificar el funcionamiento del cuerpo a fin de que este queme grasa y no la recupere pronto al seleccionar cuidadosamente lo que se va a ingerir.

Aunque es a veces muy restrictiva, cuando se aprende a llevar se logra resultados muy positivos en corto tiempo, los cuales se pueden hacer indefinidos una vez se acompaña con ejercicio todo el tratamiento nutricional por el que se esté pasando, moldeando el cuerpo de esta manera y queman más  más grasa cada vez más.

dieta de 5 diasTips para bajar de peso con las dietas rápidas

Las dietas rápidas funcionan por que modifican comportamientos naturales del organismo, de igual manera es por esto que deben ser tomadas con mucha precaución pues cambiar radicalmente de alimentación puede acarrear problemas para la salud, provenientes principalmente de no equilibrar la dieta y asumir que simplemente se deben dejar de consumir alimentos sin una razón o justificación.

Para que las dietas rápidas hagan efecto es necesario que se sigan ciertas pautas, donde la alimentación es protagonista pues es en base a ella que se ha de lograr el cambio.

  • La hidrataciones fundamental para que el cuerpo se mantenga saludable, sin embargo no todas las bebidas son correctas o sanas, por ejemplo, las bebidas carbonatadas o alas en azúcar perjudican el organismo por lo que deben ser sustituidas por agua o batidos de frutas sin endulzantes que siguen siendo deliciosos pero con una carga totalmente inferior de calorías, carbohidratos y similares.
  • Los alimentos lácteos deben ser cambiados por sus versiones sin grasa, esto para que el cuerpo se pueda adaptar más fácilmente a el déficit de ciertas proteínas y carbohidratos que estos alimentos proveían.
  • Las frutas y las verduras deben volverse parte de la dieta inmediatamente, para ello las ensaladas son un buen vehículo, casi como cualquier plato preparado con alto nivel de verduras verdes. Existen batidos verdes que aportan muchos elementos nutricionales y que a su vez ayudan a quemar grasa, conocerlos y hacerlos puede ser de gran utilidad en las dietas rápidas.
  • Las dietas rápidas suelen ser altamente restrictivas, por ende es crucial llevarlas solo por unas cuantas semanas o el tiempo que indique el nutricionista, pasarse de esos límites o abusar de este tipo de dietas puede ser contraproducente, incluso llegando a generar un efecto rebote donde se recupere el peso perdido o se aumente aún más, o peor aun generando graves problemas de salud en la persona.

Algunas dietas rápidas efectivas

Dieta del ayuno: Esta dieta solo puede llevarse a cabo entre tres y seis días y funciona principalmente para desintoxicar el cuerpo más no debe excederse pues puede traer problemas de salud graves, para realizarla se debe hacer una dieta depurativa en la que se debe consumir solo zumos, caldos, infusiones, té y agua durante dos, tres o cuatro días máximo.

Antes de empezar y justo al terminar debe consumirse alimentos crudos y ligeros que preparen el organismo para esta dieta, al seguir estas instrucciones el cuerpo eliminará todo lo que tiene tóxico dentro y permitirá que el cuerpo vuelva a una digestión normal, en la cual se debe tener una alimentación balanceada y complementar con ejercicio.

dietas rápidas para emagrecerDieta Harcombe: Esta novedosa receta ha ganado muchos adeptos gracias a su efectividad, funciona de manera muy sencilla primero se hace una fase de desintoxicación en la cual no se puede consumir azúcar, queso ni cereal, pero que serán sustituidos por pescado, huevos, yogurt y verduras.

A continuación se crea una nueva rutina de alimentación, en la que se debe tener especial precaución en no combinar carbohidratos con grasas, es decir, si se consume uno debe excluirse el otro necesariamente, si se desea se puede comer uno en una comida y otro en la siguiente.

Para finalizar se hace un estudio con el nutricionista para continuar con el hábito alimenticio de manera sana sin dejar de ingerir lo necesario para el organismo pero conservando un peso promedio.

Dieta del limón: Esta dieta se hace preparando una limonada que se debe beber todos los días durante una semana, la limonada se hace con 200 mililitros de agua a los que se agrega el jugo de medio limón, para reducir su acidez se puede incluir miel, canela, jengibre molido o pimienta de cayena; una vez listo se agrega 200 ml más de agua y se beberá ese medio litro de limonada entre seis y ocho veces al día. Como depurativo el limón es una excelente ayuda, se dice que incluyéndolo en los alimentos y bebiendo esta preparación durante una semana se puede lograr incluso a bajar una talla de pantalón.

Precauciones con las dietas rápidas

Aunque son muy tentadoras ya que permiten perder kilos en poco tiempo, es también muy peligroso jugar con ellas pues pueden acarrear serios problemas digestivos o que impliquen otros sistemas corporales.

La realización de estas dietas debe hacerse siempre con el acompañamiento de profesionales en la materia y médicos que vayan mirando el progreso de la persona, previniendo descompensaciones u otros síntomas de enfermedades relacionadas.

Conservar el peso logrado a través de estas dietas se consigue adaptando el menú a hábitos alimenticios sanos y a rutinas de ejercicios activas que permitan al cuerpo mantener su forma y moldearse en el mismo trabajo.