11 Trucos para Adelgazar

A muchos de nosotros nos gustan los números de magia. No sólo los niños quedan sorprendidos ante un buen mago. Con frecuencia también los adultos nos quedamos sin palabras, sin poder creer lo que estamos viendo, sin terminar de entender qué está sucediendo delante de nuestros ojos. La aparición y desaparición de objetos se ve tan real ante nuestra mirada que por momentos se nos olvida que la magia no existe, que se trata tan solo de trucos de magia.

La magia no existe. Claro que no… Aunque el mago (¿deberíamos decir ilusionista?) David Copperfield intente convencernos de lo contrario al volar en cada uno de los teatros donde hace sus presentaciones alrededor del mundo. Volar… Lo ha hecho infinidad de veces. Pero los hombres no vuelan. Se trata simplemente de un truco. Sofisticado, es cierto. Pero no deja de ser un truco de magia. Y así como la magia no existe, tampoco existe lamentablemente la forma de perder peso mágicamente. Del mismo modo en que existen los trucos de magia (y no la magia), pues bien, también existen los trucos para adelgazar.

A continuación puedes encontrar una lista de 11 trucos para adelgazar. Son trucos que te permitirán bajar de peso. No son difíciles de llevar a cabo. Se trata de trucos sencillos, al alcance de todos. Ponlos en práctica con regularidad. Notarás resultados antes de lo que imaginas.

Trucos Para Adelgazar

  1. ¿Te sientes muy ansioso? ¿La ansiedad dispara automáticamente tus ganas de comer? ¡No cedas a la tentación si lo que quieres es bajar de peso! Distráete: coge el teléfono y llama a un amigo. Llama a tus hermanos, a tus primos. Pregúntales cómo han estado. Cuéntales acerca de tus planes para el fin de semana. Tu atención estará enfocada en la conversación, tu ansiedad disminuirá, tu deseo de comer lo primero que encuentres también.
  2. Si entre comidas sientes hambre, ¿por qué no intentas este truco? Lleva siempre contigo en el bolsillo de tu chaqueta, dentro de una pequeña bolsa, trocitos de zanahoria. Prepáralos cada mañana antes de salir de casa. Comer este bocadillo calmará tu hambre entre comidas, evitando, dada tu desesperación, dada tu ansiedad, que termines comiendo alguna cosa indebida que arruine tus planes de adelgazar.
  3. Antes del almuerzo, antes de la cena, siempre bebe agua. Un vaso. Luego otro si quieres. Todo el agua que desees. Bebe agua de manera abundante varias veces al día. Además de hacer que funcione mejor tu organismo, el agua produce saciedad, reduciendo tu sensación de hambre. Menos hambre es sinónimo de no comer tanto, situación ideal si lo que deseas es bajar de peso.
  4. Que el primer plato cuando te sientes a la mesa sea sopa. La sopa, como todos sabemos, contiene caldo como uno de sus componentes principales. Y el caldo, no hace falta explicarlo, no es ni más ni menos que agua. Ya sabes que el consumir agua provoca saciedad. Tomar sopa todos los días como primer plato te ayudará a adelgazar. Llegado el momento del segundo plato, tu hambre habrá disminuido, comerás realmente poco.
  5. Sirve en tu plato vegetales frescos, crudos, de todas las clases, de todos los colores. El secreto: mientras más colores incluyas regularmente en tu dieta, mejor. Así no te aburrirás, tendrás opciones. Los vegetales crudos harán trabajar más a tu organismo, que precisará de un mayor esfuerzo para digerirlos. Este esfuerzo adicional ocasionará quemar más calorías, lo que te permitirá adelgazar.
  6. Para bajar de peso debes comer lentamente. Luego de haber probado unos cuantos bocados, toma algunos minutos a nuestro cerebro darse cuenta de que ya hemos comido, que hemos saciado nuestro apetito. Si comes demasiado aprisa ingerirás alimentos de más, ya que ingerirás bocados que no hubieras probado si comías lentamente. Al comer de manera pausada estarás dando tiempo a tu cerebro a recibir la señal adecuada, la señal de que ya no tienes hambre, de que ya has comido lo suficiente.
  7. Si quieres adelgazar, utiliza regularmente utensilios para niños. Este es un gran truco. Tendrás ante ti un plato más pequeño, con menos comida. Tendrás también en tus manos tenedores y cucharas más pequeños. Ingerirás trozos de menor tamaño dadas las dimensiones de los utensilios. Demorarás más en comer. Comerás menos, finalmente.
  8. Bebe varias tazas de té verde durante el día. ¡Agua, nuevamente! Ya hemos hablamos varias veces acerca de la importancia del agua y su capacidad para producir saciedad en las personas. Y el té verde, además, cuenta con propiedades únicas, las que te ayudan a adelgazar.
  9. Todo el mundo te aconseja hacer ejercicio para bajar de peso. Y tú sabes que deberías comenzar a ejercitarte. Pero tal vez no dispongas de suficiente tiempo para entrenar o dedicarte a la práctica de algún deporte. Si eres de los que pasan muchas horas en la oficina, tal vez sí puedas tomarte algunas pausas durante el día. Y aprovechar para subir y bajar escaleras. Te costará mucho más barato que la cuota del gimnasio, ciertamente.
  10. Duerme lo suficiente. Descansa. Está comprobado que dormir de menos o dormir de más acarrea dificultades si lo que buscas es bajar de peso. Debes descansar adecuadamente si quieres adelgazar. Crea una rutina y respétala. Ve a dormir todos los días a la misma hora. Despiértate por las mañanas siempre en el mismo horario. No sirve, realmente, dormir muchas horas algunas noches para compensar el no haber dormido lo suficiente las noches anteriores. Respeta los ciclos naturales de actividad y descanso.
  11. El último truco de la lista proviene de Albert Einstein. Sí, el genial físico que revolucionó al mundo de la ciencia a comienzos del siglo veinte con su teoría de la relatividad. No te asustes, no se trata de estudiar dicha teoría. Vamos a enfocarnos, en cambio, en una de las frases que Einstein nos legó: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre las mismas cosas”.Tú seguramente ya sabes que algunos de tu hábitos no son buenos a la hora de perder peso, sino todo lo contrario. Deja de lado aquellas actitudes que te hacen ganar kilos. Concéntrate. Mentalízate. ¡Y despídete! Vale la pena intentarlo. ¿O acaso vas a dudar de Einstein?

 

Reply